Mi producto favorito en invierno: el aceite corporal Reina de Egipto de Alqvimia

En invierno me gusta utilizar unos productos y en verano otros. Con el frío me gustan los productos más untuosos, las cremas más densas y algunos que requieran un ritual aunque tenga que invertir más tiempo. El verano es para productos en mousse, los que guardamos en la nevera y las hidratantes bajo la ducha. Aunque el producto del que os voy a hablar no es para usarlo sólo en invierno, sí lo asocio al frío y a esta época del año. Os hablo del Aceite Corporal Reina de Egipto de Alqvimia. 

De Alqvimia os hablé no hace mucho de su línea facial. En esta ocasión, nos vamos a un producto corporal. El Aceite Reina de Egipto está inspirado en las unciones de belleza de las antiguas reinas de Egipto, a base de oleoresinas de mirra e incienso.

El olor es muy caracterísitco y exótico a su vez. Embellece, mantiene la piel joven y radiante y aporta una intensa sensación de feminidad. Nutre en profundidad la piel, combate el envejecimiento cutáneo, regenera y alisaAdemás de su delicioso perfume, gracias a las leyes de la aromaterapia, aporta sensación de seguridad, aumentando su autoestima y la confianza.

Alqvimia trabaja con materias 100% naturales y basándose en la aromaterapia intenta aportarte una paz interior y que ésta se refleje fuera. Si te encuentras bien contigo misma, la seguridad también la proyectas y la aprecian los demás.

En Alqvimia creen en la transformación del ser humano mediante la utilización de los aceites esenciales, por eso la aromaterapia es básica en su filosofía para conseguir una fusión entre cuerpo y espíritu. Este aceite contiene 0% de parabenos, Peg´s, minerales, filtros solares químicos, fragancias sintéticas y no está testado en animales.


Mi experiencia

Con esta filosofía me identifico y por eso me ha gustado todo lo que he probado de la marca. Con los aceites siempre sufro al principio un poco de reticencia por si no se absorben bien. En este caso, bastan 4 o 5 gotas en la palma de la mano y repartidas en el cuerpo mediante un masaje para que la piel quede nutrida e hidratada.

Mi ritual con este aceite se produce por la noche antes de ir a dormir. El olor me relaja y me ayuda a conciliar el sueño. Aunque en ocasiones me apetezca utilizar una crema hidratante, el aceite lo utilizo mediante un pequeño masaje en las cervicales para relajarme. Y si dispones de tiempo, puedes añadir de 3 a 4 gotas en un baño relajante.

Sin duda lo más especial el olor, intenso pero sin ser demasiado fuerte para irse a dormir. Lo encuentro muy sensual y por ello fomenta la feminidad. Además del aceite, encontraréis otros productos de la marca con el mismo olor como la colonia y el gel de baño.

Lo podéis encontrar en Amazon por 52 euros.

1 comentario:

  1. Es mi preferido desde que tenía 17 años. Su aroma femenino y seductor es inigualable! Y deja mi piel súper elástica.

    ResponderEliminar