Los bikinis ideales para cuando estás blanca como la leche

Queda cada vez menos para los días de piscina y playa y para estrenar bikini o bañador nuevo. ¿El problema? En mi caso, fuera aparte ya de la operación bikini (aunque suelo pasar bastante de ella porque creo que hay que cuidarse todo el año), es que me veo extremadamente blanca. Y parece que ningún bikini queda bien cuando tu color de piel es como la leche. Pero hay algunos colores de bikinis que quedarán mejor con nuestro tono de piel aunque no estemos aún bronceadas.

Si conocéis la teoría de los colores, hay básicamente dos tonos de piel, uno cálido (si te sientan mejor los dorados, tienes los ojos marrones o verdes) y no frío (si te sienta mejor los plateados, tienes los ojos azules o negros). Así muy básicamente explicado. Los bikinis ideales si tu tono de piel es cálido son los tierras, rojos, amarillos y naranjas. Es difícil inspirarse con las instagrammers que viven en un verano eterno, permanentemente bronceadas todo el año, pero aquí hay algunas ideas para orientarnos.





Una publicación compartida de AnneLaure Mais Moreau (@adenorah) el

En cambio, si tu tono de piel es frío te pueden quedar bien los verdes, azules o blancos.





Una publicación compartida de Leonie Hanne (@leoniehanne) el

Qué bikini comprar cuando estás blanca


Por lo que he podido comprobar en mis propias carnes (mi tono es cálido), estos colores de bikinis o bañadores son los que mejor me sientan cuando estoy blanca al principio del verano. Son ideas y ejemplos porque estas modelos no tienen nuestro problema, como podéis comprobar.

Un bikini navy de rayas por 26,99 euros.


Un bikini estampado en azul suave puede quedarnos bien, siempre que no sea demasiado pastel. Este bikini con volante y estampado divertido es una monada y solo cuesta 24,99 euros.


Yo soy muy de verde turquesa y los estampados tropicales siempre me suenan a veranito y me resultan muy apetecibles. Este bikini tiene un precio de 19,99 euros. El rosa en versión coral también es de mis tonos favoritos para el verano.


El verde oliva es otro color cálido muy favorecedor. De este estilo en crochet cuesta 20,99 euros.


Y con estampado floral y corte asimétrico cuesta 18,99 euros.


Los tostados y rojizos no muy fuertes también son ideales para que parezca que estás algo más morena. Y sino, a aplicar autobronceador o aceites secos con toques dorados. Me encanta este bañador cut out, resulta super sexy y puedes bajar a la playa con una falda y el bañador como top. Su precio es de 27,99 euros.


Podemos elegir estampado de leopardo, que puede dar un toque original en la plata con este bikini por 20,59 euros.


Este rojo con lunares y toque retro también es muy chulo, su precio es de 27,99 euros.


En cuanto a los colores a evitar estarían el blanco más puro (mejor elegir en versión crudo) y el negro para no parecer una cucaracha. Tampoco quedarán muy bien si estás blanquita los tonos pastel o los neón como el fucsia o el amarillo brillante. Mejor dejarlos para final del verano.

Foto : Instagram @adenorah

No hay comentarios:

Publicar un comentario