Nunca llevo camisas en vacaciones, pero he cambiado de idea (y te cuento por qué)

Pronto me iré de mini escapada a Italia, y por eso estoy pensando en qué llevar en la maleta y qué ponerme esos días. Las camisas nunca han sido una opción en mis vacaciones (se arrugan mucho, son muy elegantes y las suelo llevar solo al trabajo, y suelen dar demasiado calor en verano), pero esta vez, en una escapada primavera, tengo la camisa perfecta para llevar en el viaje y ya sé cómo la voy a combinar.


Esta es la camisa con lino de Stradivarius que me he comprado, queda muy bien con bermudas, o shorts vaqueros. 


La voy a combinar con esta falda denim en color camel que sienta de muerte, que ahora está rebajada a 12 euros, y es perfecta para las vacaciones.


Una camisa se puede llevar atada o abierta, con una camiseta blanca como ésta por debajo.


También quedan muy bien encima de un vestido a modo de sobrechaqueta, o con un nudo en la cintura.



Por ejemplo, con una falda de punto como ésta que cuesta solo 13 euros o un vestido largo ajustado se puede llevar la camisa anudada en la cintura o abierta.



Estas camisas de verano son para llevar remangadas, en algodón o mezcla de lino para que queden ligeras y casuales. Con bermudas quedan así de elegantes. 


Podéis copiar el link con esta camisa de rayas de Springfield por 25 euros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario