¿En qué lugar queda el lujo?

Con la revista Elle de noviembre regalan el Luxe book: joyas, hoteles caros, marcas de primer nivel. ¿Tiene sentido el lujo con la crisis que estamos viviendo? Desde luego, por lo que dicen las noticias, el mercado del lujo no se ha debido sentir especialmente resentido por la crisis. Los ricos son cada vez más ricos (y están en Rusia y en los países árabes), los pobres son cada vez más pobres y a la clase media se la está empujando desde los escalones medios hacia abajo a fuerza de recortes, reducciones salariales, despidos, subidas del IVA, etc. Y encima el futuro que nos espera será peor porque no habrá oportunidades (una educación y una sanidad pública deficientes hacen que la brecha sea cada vez más grande y muchísimos jóvenes sobradamente preparados están teniendo que emigrar). Se me quitan las ganas de hablar de lujo.
 

 
Pero por otro lado, también pienso que no podemos quedarnos parados en lo malo y que tenemos que avanzar, luchar con uñas y dientes por algo mejor, seguir manteniendo la ilusión, la alegría, buscar nuestro camino. Nuestro sistema económico capitalista está, para bien o para mal, fundamentado en el consumo.
 

 
 
Las revistas nos incitan a comprar, es lo que se espera de ellas. Aunque quizá deberían plantearse ofrecer cosas más asequibles y no tantos inalcanzables, teniendo en cuenta de que el grupo de "los inalcanzables" es cada vez más amplio, quien antes se podía permitir gastar 1000 ahora se gasta 200. ¿Las revistas se hacen las locas, como si hubieran apagado el canal de noticias hace 5 años?
 
 
 
En fin, siento ponerme así de melancólica en un blog de moda pero es que a veces no le veo sentido a nada. Está claro que una crisis tan grave afecta a nuestra escala de valores, transforma lo que pensamos y nos hace ver las cosas de distinta manera.


 
Volviendo a la frívolidad de la ropa, me doy cuenta de que cada vez compro menos, pero cada vez compro mejor. Igual sólo me compro un bolso o unas botas por temporada, pero me resulta fundamental que sean de piel y de calidad. No necesito comprarme un bolso de 500 euros porque tenga determinada etiqueta si me puedo comprar uno de 150 igual de bonito y bueno. Quizá sólo me compre un par de vestidos, pero miro más que estén bien cosidos, que la tela sea agradable al tacto, que sean vestidos que pueda lucir de varias maneras. Quiero prendas que aprecie y valore de verdad y no cientos de prendas mediocres que se acumulen en el armario. Me fijo en el origen de las prendas (y prefiero el Made in Spain), dónde la compro (tienda local frente a marca omnipresente). Creo en el poder de los caprichos, en ahorrar durante meses y regalarte una joya o un reloj, que te hace especial ilusión y que será para toda la vida.


 
¿Están cambiando vuestros hábitos de consumo por la crisis?

23 comentarios:

  1. No puedo estar más desacuerdo contigo

    ResponderEliminar
  2. ¿A qué te refieres, veronica?

    ResponderEliminar
  3. Los míos desde luego saque han cambiado, compro mucho menos y tengo que ahorrar mas tiempo para poder comprarme algo. Yo también prefieren bolsos buenos, que me duren mas.
    Y la revista Elle me encanta, la compro todos los meses, pero este libro del lujo no me ha gustado mucho. Ya están prácticamente todos los meses sacando prendas con precios altísimos (y cuando te dice que son lowcost suelen rondar los 100€), ¿Que necesidad había de sacar un suplemento con mas cosas carísimas? Me gusta verlas ysoñar que algún día podré tener alguno de esos bolsos o zapatos, pero echo mucho demenos una revista que nos enseñe prendas accesibles de verdad.

    ¡Un beso

    http://quierounblogdemoda.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. Hace un año más o menos dejé de comprar revistas mensualmente, ahora solo lo hago de vez en cuando, me parece que los temas están tan alejados de la realidad, prendas o accesorios que ni ahorrando durante un año podría adquirir, ni ganas, ya que creo que en éste momento hay otras cosas mucho más importantes, mis gastos se han visto reducidos para adaptarme a la situación, compro mucho menos, solo lo necesario e intento reciclar lo que ya tengo. Lo que si tendría que hacer es mirar mucho más la calidad de lo que compro.
    Me ha gustado tu reflexión!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Un post muy reivindicativo, me ha gustado mucho. Tienes toda la razón, el consumo masivo ocupa a menudo los puestos prioritarios en nuestras cabezas.. En el tema de moda, siempre tiendo a seguir blogs que me proporcionan opciones más baratas a lo que vemos en las lujosas pasarelas y,como en el caso de mi blog, en los outfits de las celebrities. Enhorabuena por el post! :)

    ResponderEliminar
  6. Anónimo30/10/12

    Cierto, cierto, cierto, ciertooo!!!

    ResponderEliminar
  7. Pues yo si que estoy 100% de acuerdo!! 1ro. Las revistas deberian optar por ser mas realistas, la mayoria de sus lectoras nunca se van a comprar un bolso birkin o un hermès- 2do. Yo tambien apuesto por la calidad antes que la cantidad. con los años prefiero un buen fondo de armario que me saque de apuros que mil tops que no se lleven la temporada que viene. y 3ro. Hay que comprar más producto made in Spain, no solo ya por el tema de estimular el consumo haciendo subir nuestro PIB sino porque la calidad no tiene nada que ver!!!

    ResponderEliminar
  8. para mí , totalmente. Hasta tal punto que estoy en pleno curso de patronaje y confección, así me reciclo y si lo puedo desarrollar profesionalmente bien y si no siempre me podré hacer mi ropa, estoy en plena efervescencia del uso del ganchillo y ya le he hecho a mi futuro bebé una colchita handmade buena, bonita , única y con mucho amor (y sólo me ha costado 14 euros los materiales).Estoy de acuerdo contigo.

    un beso

    ResponderEliminar
  9. Un buen post, yo no se si a los demás les pasará igual, pero desde que empezó la 'crisis' yo lo que veo son más "tomaduras de pelo", ya sabeis, eso que veis en una revista y decis, erm, vale ¿y esto si lo compro qué hago con él? diseños estrafalarios y muy caros, diseñadores jóvenes y recién descubiertos con precios de escándalo... Nuse, igual siempre ha estado así y antes no paraba cuenta...

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué gracia! yo he hecho la misma reflexión (de hecho tengo el post medio escrito) y llego a la misma conclusión...el Elle Luxe me ha dado si cabe más ganas de trabajar para poder comprarme todas esas cositas, al fin y al cabo, lo bonito de la vida siempre es el camino, no el fin!!

    ResponderEliminar
  11. Yo pienso lo mismo cada vez que abro una revista de moda. Para qué queremos vestidos de 2.000 euros si uno de 20 nos hace el mismo apaño? está claro que los ricos sí podrán gastar siempre, pero en los tiempos que corren uno prefiere guardar el dinero para cosas importantes, como la hipoteca, las facturas, la comida y otras cosas que hay que pagar sí o sí. Es la realidad del más común de los mortales por mucho que nos guste soñar. Y sí que puedes tomar ideas de artículos caros, pero hasta ahí. No veo justo que nos metan artículos de miles de euros por los ojos si mucha gente se conforma con llegar a fin de mes y si encima ahorran algo es para celebrarlo. Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Pienso que la moda y sobre todo en su versión deluxe nos hace soñar y es un entretenimiento más! Así que yo encantada de ver accesorios y ropa tan bonita, aunque sean inalcanzables y en tiempos de como los de hoy resulte frívolo.
    En general pienso que las crisis nos ha cambiado, nos ha hecho más selectivas y mejores compradoras tal como explicas!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Hola!!

    Me ha gustado mucho tu reflexión. Hace poco tuve una sensación similar hojeando el especial de otoño de "Vogue".

    Es muy interesante el hecho de que las revistas de moda se centren de forma especial en el sector del lujo, cuando la mayor parte de las lectoras de esas publicaciones no pueden acceder a él. Es curioso también el hecho de que una esfera a la que pocos tienen acceso domine y rija nuestros hábitos de consumo. Clones y más clones campan a sus anchas en las estanterías de las tiendas "low cost", las colaboraciones se agotan en menos que canta un gallo y la compra de tal o cual producto se convierte en una obsesión casi vital. ¿Y todo para qué?

    No me entiendas mal, me encanta la moda y ocupa buena parte de mi ocio, y espero que, de aquí a un tiempo, también mi vida profesional, pero no puedo dejar de sentir que somos títeres sin remedio en este gran teatro que es nuestro desvirtuado sistema capitalista.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Anónimo30/10/12

    enhorabuena por èl post....totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar
  15. Tienes razón, aprendemos a comprar con el tiempo. Saludos. Os recomiendo una expo en Madrid... http://universovarietes.blogspot.com.es/2012/10/cartier-en-el-thyssen.html

    ResponderEliminar
  16. Buena reflexión Chloe: yo cada vez compro menos pero miro más lo que compro, más segura, evitando los impulsos de acumular en el armario. Le doy otro aire a ropa que tengo, cambiando botones y cosiendo (yo no pero sí llevo la ropa a alguna modista). Y sí, comprar cosas de calidad al final es invertir porque muchas veces lo barato sale caro.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo31/10/12

    Gran reflexión!!! Te felicito no sólo por ello, sino también por que invitas a tus seguidoras a hacerlo contigo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Yo la verdad es que hace muchos años que dejé de comprar esas revistas. Me inclino más por otras como InStyle, CuoreStyle... que tienen propuestas low cost adaptables a todos los bolsillos, y además, mucho más ponibles que algunas de las estrafalarias prendas que intentan colarnos como moda, y que en las fotos quedan genial, pero en la calle...

    ResponderEliminar
  19. je je, acabo de meterme a leer los mansajes y acabo de ver lo que puse, justo lo contrario a lo que pretendia, esto del corrector a veces es la leche. Quería decir que estoy totalmente deacuerdo con lo que dices. Caramba!!!

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué interesante está el debate gracias a vuestras opiniones!

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué bueno veronica!
    Patricia, yo también suelo comprar esas revistas para ver lo que hay en las tiendas.
    Irene, es la carrera de ratas, cuanto más corres, más tienes que correr ¡compra y compra sin cesar!
    columbina, un hada en el armario, un poco de ilusión de vez en cuando no viene mal, pero el enfoque de las revistas en estos momentos debería modificarse.
    marikilla, ¡qué envidia! me gustaría ser manitas para hacerme cosas, creo que es una opción muy interesante y divertida para ir original.

    ResponderEliminar
  22. yo creo que a la mayoría sí que nos ha afectado la crisis... Yo he sido de las que se ha ido de rebajas por la Via della Spiga y Via Montenapoleone, de las que entraban en Prada no sólo para mirar, pero se acabó!! Eso sí, cada vez tengo más claro que el estilo es una actitud y que no se compra.

    ResponderEliminar
  23. Pues sí, es una actitud, pero las "revistas especializadas" se deberían de dar cuenta de muchas cosas, son muchas personas de a pie las que las siguen y deberían de vender mucho más el producto español y cambiar un poco el chip de lo que es la moda y de los tiempos que corremos, a mí no me vale estar todo el día viendo los modelitos de Olivia Palermo y demás.. Quiero gente de la calle y cosas mucho más reales.

    ResponderEliminar