Especial bodas en la revista Elle

Hace poco he celebrado mi primer aniversario de boda, así que me ha hecho ilusión encontrarme en Elle un especial bodas. No falta nada, desde los vestidos de novias, los regalos, los detalles, hasta ideas para las invitadas a la boda.

Debo reconocer que no soy muy de bodas, se han convertido en algo demasiado kitsch, y en un momento que ha dejado de ser especial, íntimo y único para convertirse en un sinfin de convencionalismos y de momentos repetidos por igual en todas las bodas. A ver si consigo explicarme sin herir susceptibilidades. Parece que si te casas debes cumplir uno a uno todos los tópicos: las fotos posando con cara cordero degollado (demasiado cursis y artificiales en la mayoría de los casos), el coche antiguo para llevarte a la iglesia (y mira que me gustan los coches antiguos), casarte en una iglesia cuando no crees en Dios o no vas a la iglesia más que a otras bodas, bautizos o funerales, el momento foto cortando la tarta de boda (cuando sólo se saca para cortarla y luego el postre es otra cosa totalmente distinta, generalmente un plato de dos o tres líneas de descripción), invitar a 300 invitados a los que apenas conoces. En fin, que sí, que no digo yo que sea un momento precioso para los novios, pero ha perdido muchísima naturalidad y espontaneidad. Todo está pensado para gastar y consumir más, no hay que escatimar, porque es tu gran día y es una vez en la vida. Y es todo tan forzado y tan previsible, que ha perdido toda la magia, la de dos personas que se quieren unir para toda la vida por la cosa más bonita que existe en este mundo: EL AMOR.

Os voy a explicar cómo celebré mi boda: me casé en el ayuntamiento con la familia cercana, de corto, con un vestido color marfil muy del estilo años 60 que tanto se lleva ahora, con corte por debajo de la rodilla, vuelo y un lazo en la cintura. Llevé el pelo suelto, rizado, maquillaje sencillo y unos zapatos nude peeptoe con lazada. Al día siguiente lo celebré con los amigos más cercanos con comida y baile. La etiqueta era que cada uno fuera a gusto con la ropa, nada de trajes ni de vestidos emperifollados, la cuestión era arreglarse y estar mono, pero a tu estilo. Lo pasamos bien, y hay cosas que quizá haría de manera diferente, pero estuve muy a gusto y lo celebré como yo quería. Que no significa que sea la mejor manera de celebrarlo, cada una debe elegir su boda tal y como siempre la soñó.

Y eso me gustaría aconsejar a las que os casáis el año que viene: disfrutad del día, haced lo que os apetezca, pasad de lo que no os apetezca, y celebrarlo a vuestro estilo. Es vuestro día, no el de vuestros padres ni el de los primos y tios lejanos. Y despúes de este rollo y esta perorata que os he soltado, os dejo con distintos estilos de novias que os sirvan como inspiración para el gran día.

11 comentarios:

  1. La verdad es que yo estoy un poco aburrida de estas bodas tan fantasticas. No se... sera por que no me he casado y ni siquiera lo he planificado. Tu boda, me parece fantastica, lo has celebrado como has querido, sin etiquetas, sin agobios, sin, sin, sin... Voy a soñar un poquito!

    Zepequeña.

    ResponderEliminar
  2. erlineli25/10/10

    precisamente hoy una amiga ha puesto fotos de su boda en el facebook, y otra amiga suya iba diciendo "ýo tambien llevé ese coche el dia de mi boda" "Mi ramo era el mismo"... ¡! Hasta el ramo es igual en bodas distintas!
    Ya me parece el sumum de la 'impersonalizacion'

    ResponderEliminar
  3. yo tampoco he perdido detalle de este especial de Elle. La primera foto me parece preciosa y también la he guardado

    ResponderEliminar
  4. faliz aniversario, entonces!! Estoy de acuerdo contigo en lo que se han desvirtuado las bodas. Yo creo que se pierde lo importante y lo que dices, la naturalidad algunas veces.

    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  5. Hola:

    Yo me he casado en junio y he hecho lo mismo. La ceremonia en el Ayuntamiento y la comida con la familia más cercana (20 personas) y por la noche fiesta con todos los amigos (más de 100) en una posada rural y con una cena informal.

    Cuando se lo comentaba a mucha gente no entendían nuestra idea de la boda. Pero después de hacerlo a nuestra manera, mucha gente nos ha dicho que la boda ha sido realmente nuestra y que en los pequeños detalles se notaba nuestra mano.

    Creo que mucha gente sigue la corriente para no "enfadar" a padres, abuelos...pero tu boda es tuya.

    ResponderEliminar
  6. Y tu boda que tal fue?

    ResponderEliminar
  7. me parece fenomenal tu consejo!! cada una que se vsita como quiera y disfrute del día sin pensar en lo que quiere el resto!!
    que tal va Diego?
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Lidia, ¿no has leido el post?
    Madame Bovary, pues esta como yo, cada dia mas incomodo y con mas ganas de salir, como tu nena.

    ResponderEliminar
  9. Yo me casé como me dio la gana! Me gusto tanto la experiencia que ahora soy Organizadora de bodas y siempre intento que sean personales, sin convencionalismos o poses forzadas, lógicamente hay que seguir un protocolo pero tampoco hace falta pasarse, así son mucho más únicas y personales, sino todas son iguales! Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Felicidades!!! Tienes razón...es una pena que las bodas no sean lo que tendrían que ser, un momento en el que compartes felicidad con los tuyo spero sobre todo con tu pareja...
    Yo opino como tu....lo de casarse a la iglesia cuando nunca pisas una iglesia o no crees en Dios me parece una falta de respeto....A mi siempre me lo preguntan, dónde te casarás? Pues al principio por él iba a hacer un esfuerzo y bautizarme etc etc para poder casarme con él...pero luego lo pensé y no me parecío una buena idea....hacer las cosas cuando no las sientes...no soy así...
    No me he casado y cuando veo blogs que hablan de ello, tengo cadavez más claro que no quiero algo demasiado tradicional!!! así que ya veremos..lo principal sentirte bien ese día y disfrutarlo!!!

    Alba
    http://elmundodesdeelamanecer.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Muy buenas ideas¡¡¡

    ResponderEliminar