MANIFIESTO CONTRA LOS SUELOS EMPEDRADOS

Me parece muy bien que haya que preservar el casco antiguo de las ciudades, pero los concejales de los Ayuntamientos no se dan cuenta de que con unos tacones de aguja es un infierno andar por esos suelos empedrados tan monos que hay en todas las calles que por arte de magia se transforman en peatonales.

El otro día entré en la subdelegación del gobierno en la Plaza Moyua porque tenia que entregar una documentación para el Ministerio de Industria. Muy amablemente, el guardia civil me hizo pasar para ver donde estaba el lugar donde yo debía entregar mi documentación. ¡¡¡PELIGRO!!! El suelo estaba lleno de baldosas de piedra. Mi tacón se quedó encajado entre dos de ellas. Tiré para arriba de mi pie, pero nada. Atascada sin poder moverme. El guardia civil parecía un chico majo, pero no deja de llevar uniforme y un arma bastante grande, así que me daba bastante apuro entretenerme con mis zapatos con él delante. Aprovechando que el guardia civil hablaba por teléfono y miraba hacia otro lado, di un giro de 90 grados sobre mis pies y liberé mi tacón antes de que él se diera la vuelta. ¡¡VICTORIA!!
NO, VICTORIA, NO, porque cuando proseguí mi camino por la Gran Vía a cumplir los trámites burocráticos, me di cuenta de que mi pie se giraba a lo Lina Morgan. Me paré en un banco, observé mi zapato y lo que había sucedido es que con el giro de 90 grados la tapa del tacón también había girado 90 grados, así que el pie se me torcía al pisar. Además las huellas de la batalla con el empedrado habían quedado plasmadas en el pobre tacón. Mi drama de los zapatos se solucionó con una visita al zapatero y con unas tapas nuevas.
Por eso hoy quiero manifestar mi queja ante la invasión de suelos empedrados, porque no solo te puede ocurrir lo que me pasó a mi, sino cosas mucho peores. Cuando estás cruzando la calle también te puede suceder que tu tacón se quede atascado en una rendija del empedrado, y ahí el peligro de atropellamiento es inminente. Por no decir cuando vas andando tan tranquila y de repente, sigues caminando descalza porque tu zapato ha quedado atrapado en el suelo.
Así que os animo a que os unáis al manifiesto con vuestra firma en los comentarios y a que me contéis anécdotas similares a la que me pasó, que seguro que las tenéis. Incluyo en mi manifiesto en contra a las alcantarillas con rendijas, a los respiraderos del metro y a todos los agujeros asesinos que hay en el suelo peatonal puestos a traición con el único fin de hacernos sufrir a las mujeres.
Foto cortesía del Cazador de imágenes

30 comentarios:

  1. Hola!

    Estoy totalmente contigo! A mi me pasó lo mismo que a ti con unas sandalias estupendas que acabaron con el tacón destrozado........Tendrían que quitar todos los suelos empedrados por el bien de nuestros zapatos y tobillos!!!! ¿Dónde hay que firmar?

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo23/10/08

    Si te comprendo Chloe a mi tambien me paso fue horrible y todo mundo caminaba... mi taco se atasco y por casi me caigo claro me detuve movi un poco y ya se solto pero fue horrible esta fue la peor caminar por el centro de la ciudad siempre trae una experiencia asi siempre estar mirando el piso y tratando de no coger un hueco de esos y atascarte .Alicia

    ResponderEliminar
  3. jajaja que graciosa!! yo te apoyo!

    y eso que no llevo muchos tacones... pero aun así me moleestaa!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Nooo...! ¡Me encantan los suelos empedrados!!! jeje.
    Cuando estuve en París por el desfile de Josep Font, vi a una chica marcarse una carrera en este tipo de pavimento. ¡Menuda proeza! Me quedé alucinada. Supongo que será cuestión de practicar... ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. ale pues yo tambien me manifiesto!! jolín!:(
    estoy hasta... de ir sorteando obstaculos...que en vez de mirar al frente haya que ir con la cabeza agachada.oñe!...que no vamos enfadadas que tenemor que mirar por donde pisamos...y lo de las rejillas ya es pa morirse joer ya!! que yo una vez si no llega a ser por mi novio me estampo en un contenedor por ir cabizbaja

    ResponderEliminar
  6. Apoyo tu manifiesto. Y si, odio las alcantarillas, mas que nada porque más de una ha intentado absorver más de uno de mis zapatso. Besos, lu

    ResponderEliminar
  7. I agree with you, "los empedrados" are the worst for stiletos, and my city is all with that, because it's a World Heritage.

    Let's protest...

    xoxo

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Qué gracias!! es la pura realidad, la verdad es que puede haber un agujero minúsculo y yo no sé cómo lo hago pero siempre termino ahí encajada

    ResponderEliminar
  9. No te quiero contar la de veces al día que maldigo a todo el Ayuntamiento de León, yo vivo en el casco antiguo que es peatonal, escepto para residentes y no te quiero contar como estan los tacones de mis zapatos y eso que voy día si, día no al zapatero!!
    B*

    ResponderEliminar
  10. AMEN!!!
    Aún recuerdo el día en que se me quedo el tacón en un fabuloso suelo empedrado...

    ResponderEliminar
  11. Yo apoyo este manifiesto contra las baldosas en las ciudades me pasa lo mismo en mi ciudad ya cuando salimos pregunto si iremos por el casco antiguo para no llevar tacones aunque no los suela llevar muy a menudo :-D

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Llevo años quejándome de lo mismo!!
    Al fin veo que no estoy sola, ja, ja.
    Que en el casco antiguo haya empedrado, puedo entenderlo, es un incordio al caminar, pero es el casco antiguo y vale. Peeeero, que en otras calles también pongan empedrado, cuando antes no lo tenía, qué, a cuento de qué. Y esas aceras que tienen como circulitos hacia arriba, da igual que lleves tacones que zapatillas, son incomodísimas. Digo yo, igual que Chloe, es que entre los concejales de urbanismo, arquitectos municipales, técnicos y demás personal responsable de estos temas, ¿no hay mujeres? o si son hombres ¿no piensan en las mujeres? Aunque sea en las suyas?
    Aggg, me caliento con este tema.

    Yo firmo ese manifiesto ahora mismo, ja, ja.

    Que tengáis todas un buen fin de semana.

    Besos.
    Sonia.

    ResponderEliminar
  13. Mala suerte, querida, para presumir hay que sufrir. Yo prefiero que haya empedrados, tiro más por las antigüedades que por los tacones. Además, son muy malos para la espalda y los juanetes. Por eso, a mis casi 40 añazos tengo unos pies impecables, sin callos ni bultitos raros, y mi espalda, en su sitio. Porque llevo zapatines planos, botitas, zapatillas de deporte, en fin, cosas asi... Vivan la salud y el arte.
    P.D. Soy mala, lo sé, pero soy la pérfida Alexis Carrington.

    ResponderEliminar
  14. Yo voto por censurar pero a la voz de ya esos suelos!!! sí señor!!!

    Mi zapatero, por el contrario, piensa que son maravillosos... claro, gracias a ellos no nota ni un poquito la crisis!

    ResponderEliminar
  15. Anónimo24/10/08

    Totalmente deacuerdo, ¿dónde hay que firmar?.
    Por causa del empedrado de mi ciudad he sufrido ya 3 esguinces lo que me obliga a llevar los tacones dentro del bolso y calzármelos únicamente en la oficina.
    Es además muy incómodo tener que caminar mirando permanentemente al suelo.
    Los suelos empedrados son malos para la persona y para los amortiguadores de los coches, ¿a quíen benefician entonces?.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. He escrito en mi blog una nueva entrada con una idea que puede ser de tu interés. Mi idea es un nuevo blog donde poder intercambiar o vender nuestras cosas personales. Échale un vistazo, a ver qué te parece. Si estás interesada ya sabes.

    ResponderEliminar
  17. Jjajajaj anda que no me ha pasado veces esoo!no en suelos empedrados,xo lo típico de alcantarillas y demás si,y aunk no se me ha fastidiado ninguno no me extraña que te pasara eso!me uno al manifiestoo!

    BESOSS

    ResponderEliminar
  18. Ya, estoy de acuerdo, es incomodísimo. Y además de los suelos empedrados que fijen bien las baldosas,

    ResponderEliminar
  19. Hola!! He dedido crear un comentario "masivo" por primera vez.

    Soy fan de este blog, entre otros, aunque nunca he llegado a comentar ni nada por el estilo (para empezar, porque siempre me daba fallo en algo), pero ahora he creado yo uno tambien y como no se muy bien como va la cosa, pues lo aviso por aqui para que me hagais unas visititas...que acabo de empezar y me resulta muy triste que nadie me encuentre :(

    A partir de ahora, espero comentar siempre que pueda y dar mas señales de vida.

    Un abrazo y felicidades por vuestros blogs, que me encantan!!

    ( Ah y no lo olvideis: http://blogcaotica-ana.blogspot.com/ ;) )

    ResponderEliminar
  20. Apoyo incondicional!!
    Que pongan suelo empedrado queda muy mono pero los tacones..... o caminas duck style total o te atascas. Igual que con las rejillas del Metro.

    ResponderEliminar
  21. me pasa siempre jaaajaja no gano para tapas,incluso un dia se me rompio el tacon de cuajo jajajjaj

    ResponderEliminar
  22. cierto!!! a mi tb me pasa igual! madre mia! XDD los empedrados del "futuro" no es que sean mejores..las que seais de Barcelona conocereis los de la zona del Maremagnum, magnificos donde los haya...

    ResponderEliminar
  23. ¡Qué me vas a contar!. Yo vivo en León y no sólo he de resignarme a andar con flat shoes si no quiero que mi vida peligre. Porque además de adoquines, tenemos aceras en mal estado, charcos de la profundidad de la Fosa de las Marianas...y no sólo acaba con mis zapatos de tacón, también con mis maletas de ruedas.

    ResponderEliminar
  24. siennaSurf27/10/08

    Perdón pero lo que hace sufrir a las mujeres son los tacones que destrozan la espalda, y además muchas de las que los utilizan tienen unos juanetes y los pies deformadísimos... de miedo.

    Que viva el legado cultural, ojalá todas las calles fueran de piedra, creo que es precioso!

    ResponderEliminar
  25. jajaja, veo que no soy la unica a la que le pasan estas cosas
    siennasurf, me encanta que prefieras el legado historico, ¡¡tiene que haber opiniones para todo!!!
    al final, este post es un poco de coña, es por quejarme un poco y desahogarme

    ResponderEliminar
  26. jajaja!! no he podido soltar una carcajada silenciosa cuando leí tu pequeño percance con el tacón..
    Yo iba caminando placidamente por del centro de mi ciudad...(lleno de gente) con mis botas recien estrenadas, (con tacón de aguja).. cual mi sorpresa que cuando fui a apollar el pie..(mientras caminaba)... mi talon termino golpeando el suelo.. (poco mas y me caigo)... miré atrás y ahi estaba mi tacón arrancado de cuajo y enganchado entre las baldosas de la acerca... por mucho que disimule..creo que alguien me vio... así que no tuve mas remedio q reirme y proseguir mi camino simulando un tacón invisible!!! jajaja...menos mal que fui a la tienda y me devolvieron el dinero (algo asi como 60€!!!)

    por cierto me he iniciado hace muy poco con un blog de moda..
    http://bellapordentrobellaporfuera.blogspot.com
    está en construcción aún pero prometo trabajar profundamente en el con las ideas q rondan mi cabeza!!

    Un besazo a todas/os blogueras!
    AMG

    ResponderEliminar
  27. Anónimo29/10/08

    soy ama, el chico, es mono pero un poco cejijunto para mi gusto , ah y muy serio, pero vamos que no está mal el genero local

    ResponderEliminar
  28. Anónimo1/2/09

    Claaaro, como a las niñas les molesta porque sino no pueden ir monísismas d ela uerte, lo mejor es uqe se cambie toda la estructura urbana.
    Si fuéseis más sencillas y menos simples encajaríais mejor en el mundo.

    ResponderEliminar
  29. ultimo anonimo, y si tu fueras un poco más inteligente para captar la ironia y el cachondeo detras del post, encajarias mejor en el mundo y tendrias una vida sexual mucho mejor

    ResponderEliminar
  30. Y no solo el suelo antiguo... en muchas urbes el suelo, que por cierto no es nada viejo, está destrozado; baldosas sueltas, rotas, escalones ídem... etc. por ese motivo casi nunca llevo tacones finos, me da ¡pavorrrrr!.

    Vaya, que me uno a la protesta :-)

    Y como entiendo que hay que conservar lo antiguo como parte de nuestro rico patrimonio arquitectónico sugiero que hagan, en ese tipo de vías, algo semejante a pasarelas lisas por donde poder desplazarse sin romperse un tobillo.

    Pos eso.

    ResponderEliminar